domingo, 14 de octubre de 2018

CONTROL DE POTENCIA ELECTRÓNICO PARA HORNILLA 1000 W.


CONTROL DE POTENCIA ELECTRÓNICO PARA HORNILLA 1000 W.

En estos tiempos en donde reponer los electrodomésticos dañados se ha transformado en una suerte de hazaña no nos queda más remedio que recurrir a la reparación de los mismos o de al menos hacer el intento. De igual manera, hoy por hoy abundan los mal llamados técnicos que en su mayoría son personas que han aprendido un oficio pero sin poseer muchas luces sobre los temas que “dominan” prestando un servicio bastante mediocre en cuanto a calidad y resultados. Como si fuera poco pretenden cobrar una suma exorbitante por la reparación. Estas premisas han obligado a muchos ciudadanos adentrarse en el campo de la reparación de equipos y en este caso no soy la excepción, me he visto metiendo mano en sistemas de refrigeración, en mecánica y electricidad automotriz, reparación de equipos electrónicos como los TV, lavadoras, etc.

El tema que inspira para realizar esta entrega es el daño del termostato de una hornilla eléctrica de 1000 W de potencia a 115 VAC. En principio disponía de dos hornillas o estufas eléctricas para cocinar y de esa manera disminuir el consumo de gas doméstico, elemento que en determinados momentos de esta revolución se ha vuelto un verdadero calvario. La primera hornilla que se le dañó el termostato (bimetálico) la puse directa y en ella solo colocaba lo que se iba a hervir o freír a “fuego alto” mientras que la otra era la hornilla para la cocción lenta. El daño del elemento de control de temperatura de esta segunda hornilla es como ya indiqué el responsable del título de este artículo.


Hornilla 1000 W.

 
Termostato dañado

Me puse como meta realizar un control de potencia electrónico empleando los llamados triacs ya que en una oportunidad pude verificar sus ventajas y potencialidades montando en el protoboard circuitos atenuadores o “dimmer” electrónicos para el control de la intensidad de la luz de una lámpara.

Mis investigaciones antes de la “era del internet” me llevaron a revisar documentos interesantes sobre electrónica y circuitos de control de potencia. El montaje que mejor comportamiento manifestó fue un sencillo circuito de control de fase con triac y exento de histéresis diseñado por J. H. Galloway en 1.966.

Lo que me encanta de esta realización es su simplicidad, empleando un mínimo de componentes y sin las fallas que otros diseños presentaban, como una marcada histéresis o dificultades de regulación una vez que la bombilla se apagaba. Por supuesto, en la red podremos encontrar un sinnúmero de diseños que difieren al desarrollado acá que emplean resistencias y condensadores mientras que este sustituye alguno de estos componentes por un par de diodos.

De acuerdo al autor, el circuito es sólo útil para cargas resistivas en las imágenes oscilo gráficas muestran el control de potencia por ángulo de fase.


La figura siguiente muestra el circuito realizado para el control electrónico de potencia de mi estufa.

Circuito

Este mismo diseño, en otra publicación del mismo autor incluye un filtro RF para la supresión de interferencias de radio frecuencia, no obstante, por comodidad y simplicidad (tendría que calcular las bobinas) el diseño empleado es el mostrado en el diagrama.

Del diseño, sólo hice un cambio del cual no recuerdo la causa, probablemente por calentamiento, la resistencia de 15K ½ W la sustituí por una de 15K 1 W, el triac empleado es el NTE 56006 para 400 V y 15 A, encapsulado TO 220 y el diac un NTE6407. El resto de los componentes utilizados son recuperados de equipos electrónicos desarmados incluyendo la caja metálica para alojar a los componentes. La imagen muestra alguno de los componentes empleados.


La elección del triac queda sujeto a la carga según el diseñador, que en mi caso son 1000 W que representan una intensidad de 10 Amperios aproximadamente.

El poder de disipación del encapsulado TO 220 es limitado teniendo una resistencia térmica de 70 ºC/W como promedio con respecto al medio ambiente y según las características indicadas en la hoja técnica del triac la temperatura de una unión TJ es de 125º C, la resistencia térmica de la unión al encapsulado es de 2 ºC/W con una caída de voltaje en el dispositivo durante la conducción VTM de 1,6 V.

La potencia perdida (DP) es el resultado de multiplicar el amperaje que circula por la caída de tensión (VTM), lo que implica 16 W.

La temperatura del dispositivo se estima por la fórmula:


En donde T𝑎 es la temperatura ambiente que en la zona donde vivo eventualmente alcanza los 32ºC y RJ𝑎 es la suma de las resistencias térmicas asociadas al encapsulado, para el primer cálculo se considera que no hay disipador de calor y RJ𝑎 toma el valor de 70º C/W.

De esta ecuación se desprende que la potencia máxima que disipa el encapsulado sólo es de 1,3 W, de manera que el amperaje máximo que puede soportar el dispositivo bajo estas condiciones y con una caída de tensión de 1,6 V es de 0,9 A. Evidentemente se requiere de un disipador de calor para garantizar el funcionamiento del triac sin que este se dañe.

Con la fórmula 1 se puede determinar la resistencia térmica máxima del disipador requerido a partir de los parámetros conocidos, ∆P=16 W, T𝑎=32° C y TJ=125° C.
RJ𝑎=5,8 °C/W.

Sin embargo, por seguridad asumiremos la potencia a dispar por el triac es cuando circulan los 15 A que puede soportar.

RJ𝑎=4,9 °C/W.

Tomaremos este último resultado para la selección del disipador ya que en principio posee un coeficiente de seguridad.

La resistencia térmica total es la suma de todas las resistencias involucradas, la del encapsulado juntura carcasa (Rjc), la de montaje carcasa disipador (Rcd) que incluye la presencia de pasta térmica o micas aislantes o montaje directo al disipador y la resistencia térmica disipador atmosfera (Rc𝑎) del disipador al ambiente. La disipación del calor se ve influenciada también por la disposición u orientación del disipador y de la diferencia entre la temperatura media del disipador y la ambiente disminuyendo en la medida que el diferencial de temperaturas se hace mayor.

Dentro de mis cachivaches poseo un par de disipadores de calor de gran tamaño como los mostrados en la imagen siguiente.

Disipadores
Por tratarse de disipadores “normalizados” o comerciales pude encontrar el valor de la resistencia térmica disipador/ambiente (Rc𝑎) en un catálogo de accesorios para componentes electrónicos.

Los valores de las respectivas resistencias térmicas son:

Rjc = 2 ºC/W (Catálogo).
Rcd = 0,8 ºC/W (TO 220 directo, sin silicona ni mica aisladora).
Rc𝑎 = Valor a determinar.
De la ecuación 2 se desprende que la resistencia térmica del disipador a la atmosfera tiene el valor máximo de:

Rc𝑎 = 2,1 °C/W.



Caracteristicas disipador 

De acuerdo al diagrama mostrado en la hoja del catálogo del disipador, necesitamos uno con longitud de 62,5 mm aproximadamente.

Afortunadamente el disipador de color rojo posee una longitud de 65 mm y será este el elemento a emplear para ahorrarnos el esfuerzo de recortar con segueta el disipador de color negro.

La imagen muestra el prototipo para las pruebas y verificar el conexionado de los componentes.

 Prototipo

Las imágenes siguientes muestran el dispositivo ya armado. El cable empleado para el toma corriente y para unir el triac a la hornilla y a la alimentación es un SPT 2 AWG 18x2 105º C. la caja metálica pertenecía a un  “data switch”.





Lo más “antiestético” del regulador si se quiere es el disipador de calor el cual quedó externo y no internamente, la razón para colocarlo afuera de la caja y no adentro fue en primer lugar la disipación térmica, la cual se vería fuertemente afectada por el encierro y por el otro lado un tema de espacio ya que el disipador prácticamente es del tamaño de la caja y no deja mucho espacio interior para el pequeño circuito impreso. Tampoco dispone del espacio para colocar un pequeño ventilador para mejorar el enfriamiento del triac. Otra opción no explorada era la de verificar si la propia caja de acero servía como disipador de calor y de esta manera ahorrarse el empleo del disipador de aluminio, no obstante no parece una buena opción ya que a simple vista comparando la superficie del disipador de aluminio contra la caja esta última no parece disponer del área suficiente. Otro detalle del regulador es la generación de un leve zumbido en la hornilla producto del “recorte” abrupto de la onda sinusoidal, posiblemente este pequeño detalle se puede corregir con el empleo de bobinas atenuadoras.

Las imágenes siguiente muestran al regulador al 60% (agua hirviendo) y al 25% de la potencia de la hornilla. En el primer caso se aprecia el resplandor de la resistencia y en el segundo caso yo no es visible pero manteniendo la temperatura del agua.


domingo, 16 de octubre de 2016

Los eBook.

Los eBook.

Pasar del libro de papel a los libros electrónicos o eBook no es tan sencillo como parece. Son muchos años en papel que no pueden ser borrados de manera instantánea. La lectura sobre el papel es tan fuerte que durante los largos años de transición entre el papel y lo digital era incapaz de ver errores de redacción en los documentos escritos y revisados en la pantalla del computador, de igual manera me era casi imposible encontrar errores de dibujo en los planos que hago y hacen mis compañeros en computador, para estar seguro me veía forzado al igual que mis compañeros de trabajo a imprimir los documentos a revisar y una vez en papel los errores saltaban a la vista de manera casi instantánea. Años después aún de vez en vez y de cuando en cuando requiero imprimir para verificar sobre el papel, lo que implica que aún no he logrado librarme por completo del papel.

La lectura es una de mis pasiones por decirlo así, ahora bien nací en un mundo donde el papel era determinante un 100% en nuestras vidas. Los libros, informes, revistas, panfletos, periódicos, durante la primaria, secundaria, los estudios universitarios y posteriormente en lo laboral todas las comunicaciones y lecturas eran sobre papel. Con la llegada  de los computadores personales y más últimamente con la llegada de los teléfonos celulares “inteligentes” y “tabletas” la lectura digital es cada día más frecuente o al menos de acuerdo a la publicidad. Sin embargo los tiempos cambian y las necesidades también.

Todo cambio tiene un rechazo inconsciente y visceral, por naturaleza la primera reacción es de repudio y a tal impulso no fui inmune. Realmente aceptar la lectura de los libros electrónicos fue difícil pero afortunadamente este rechazo fue vencido.

El punto más problemático y conflictivo de los libros electrónicos desde mi perspectiva era la movilidad de los mismos, me refiero que su lectura sólo podía realizarla frente a un computador y en el mejor de los casos en un Notebook, ambos realmente imprácticos para la lectura asidua de largos textos, problema que no presentan los libros tradicionales ya que son fácilmente transportables y se pueden leer en cualquier ambiente, rincón y posición que a uno le apetezca cosa que no ocurre con los computadores de escritorio. Los Notebook; eso de computador portátil es más un decir y todo el que ha tenido que cargar  una de estas máquinas al poco tiempo se da cuenta de lo que trato de expresar.

La adquisición de un celular inteligente hace un par de años fue el elemento que logró el milagro para que mis inclinaciones de lector migraran al eBook.

El celular actual es realmente una de las maravillas de esta época y los que lo hemos visto evolucionar estamos muy claros al respecto, se puede tener comunicación casi a tiempo real con quien uno desee y en cualquier lugar del mundo a un costo realmente irrisorio si somos conscientes de la magnitud de este milagro de la comunicación electrónica; también es una poderosa “herramienta” para procesar información escrita pues en realidad son unos pequeños y poderosos computadores realmente portátiles. Otra alternativa muy práctica para la lectura digital y mejor aún por su tamaño son las llamadas Tablet la cual también en mi caso ha ayudado de manera decisiva sobre mi cambio casi radical del papel al eBook.

Ambos equipos adolecen grandes desventajas para la lectura sostenida que pueden ser solucionadas en parte. En el caso de los celulares es particularmente el tamaño de la pantalla, realmente pequeña que no invita a la lectura y menos aún los textos en formato PDF, por otro lado las Tablet aunque más grandes y más optimas para la lectura adolecen como los celulares de pantallas de superficie escrupulosamente pulidas sobre las cual se producen molestos reflejos a demás el terrible inconveniente que en lugares abiertos con iluminación fuerte es realmente imposible la lectura de cualquier texto. Estos inconvenientes se pueden paliar en parte leyendo en lugares con iluminación moderada y con pocos objetos o puntos luminosos que se reflejen en la pantalla. En el caso de los celulares, bueno no queda otra alternativa que acostumbrarse a leer en un espacio tan restringido.

Como mencioné arriba, la necesidad impulsa aceptar los cambios y en mi caso el detonador definitivo fue la adquisición del celular inteligente y a la feliz coincidencia de tener que esperar más de una hora e incluso dos horas para que el transporte de la empresa se pusiera en movimiento para repartir al personal a sus puestos de trabajo en las mañanas y otro tanto en las tardes a la hora de salida debido a las asambleas de trabajadores convocadas por el sindicato.

Llega un momento que navegar por Internet se hace cansón y en poco tiempo ya no se tiene mucho que “googlear” con lo que la opción del internet no es suficiente para ocupar el tiempo muerto de la espera y la lectura de archivos PDF con los conocidos “readers” para este tipo de formatos es realmente molesto y más en los celulares.

Leer por cuatro o más horas seguidas un libro requiere comodidad en casi todos los aspectos, en particular la presentación del texto. Aunque el olor de los libros es insustituible no hay que caer en los placebos tontos que tratan de mostrar los eBook como si se tratara de libros de papel, hay que aceptar que la nueva tecnología tiene su propia presentación tal como la tuvieron los libros en su oportunidad.
Definitivamente, con la llegada de nuevos formatos y lectores electrónicos la lectura digital dio un salto definitivo. La aparición de nuevos equipos sintonizados a la lectura digital la misma cada día es más agradable.

Desde mi experiencia sólo mencionare dos de los lectores digitales que a mi juicio son los más flexibles después de probar unos cuantos. Estos lectores son el FBReader para formatos EPUB y el ThinkFree Office de Zimbra para los formatos PDF, ambos gratuitos y muestran el texto a pantalla completa sin publicidad (lo más importante) aunque poseen sus versiones pagas con algunas prestaciones habilitadas que no están disponibles en la versión gratuita.

El FBReader permite al usuario ajustar la apariencia de la pantalla y del texto, ajuste del brillo de la pantalla desde la misma aplicación vía menú o táctil en el borde izquierdo de la misma, orientación, lenguaje, algunas propiedades de las fuentes, su tamaño, estilo, el interlineado para separar las líneas y los párrafos unos de otros de manera más notorio, la alineación del texto incluyendo el justificado con separación con guiones de las palabras que no caben por completo. La separación automática por sílabas es impecable entre otras funciones. Particularmente solo he modificado el interlineado, la separación entre párrafos, el justificado y el paso de las páginas, los colores, el fondo y el tamaño de las letras a mi parecer son adecuados a la pantalla. Este programa corre en el sistema operativo Android.

Como dato curioso, el número de páginas depende del tamaño de la pantalla, en realidad lo que nos muestra el FBReader son el número de pantallas que posee el libro, por ejemplo en el celular aparecen 3000 “páginas” y en la tablet 1000 “páginas” por dar un número.
Un detalle adicional de este programa es la posibilidad de leer el mismo libro en varios dispositivos diferentes pues el programa permite sincronizar nuestra “biblioteca” en una red FBReader con vinculación a la nube personal de Google Drive TM. Esta acción hay que activarla ya que por defecto está inactiva.

El ThinkFree posee menos prestaciones que FBReader pero es ideal con los formatos PDF siempre y cuando no sean imágenes guardadas en PDF. Con este visualizador sólo es posible pocas funciones, el ajuste a modo lectura, que permite ver el texto ajustado al ancho de la pantalla sin justificación, se puede resaltar líneas de texto y colocar comentarios y agrandar la fuente por medio del zoom que se realiza de manera táctil en la pantalla abriendo dos dedos sobre la misma, el texto se reajusta al nuevo tamaño lo que permite una lectura más cómoda. Igual que el anterior este programa corre en Android. Su mayor defecto, es que a modo lectura no se visualizan las imágenes.

Gracias a este par de visualizadores de libros electrónicos le he agarrado el gusto leer en la pequeña pantalla cuando no estoy en casa y más cómodamente en la tablet de mi hija cuando estoy en la casa a pesar de sus pequeños defectos.

La cantidad de libros que he disfrutado es enorme y en un lapso de tiempo relativamente corto por una lado por la “comodidad” de leer en la calle desde el celular, en la oficina durante el descanso del almuerzo, en las esperas del transporte y por el otro lado por la posibilidad de adquirir eBook gratuitamente en grandes cantidades disponibles en Internet. Esta es otra de las grandes ventajas de los eBook, la posibilidad de conseguir muchos títulos en el formato EPUB. En papel es casi imposible lograr comprar un libro mensual y más en una economía tan deprimida como la de nuestro país que a su vez ha afectado de manera impactante a las librerías por el problema de la adquisición de las divisas para la importación.

Existen muchos lugares en la gran red para bajar libros gratuitamente o pagando, en mi caso por el mismo problema de las divisas he recurrido sólo a las páginas Web que cuelgan libros electrónicos gratis como www.megaepub.com y http://www.epubgratis.org.


La intención de esta entrada es animar aquellos que aún dudan sobre la versatilidad y comodidad de lectura de los eBook.

jueves, 28 de abril de 2016

TODAVÍA NO SE VE EL FONDO

TODAVÍA NO SE VE EL FONDO

Muchos de mis coetáneos creen que Venezuela toco fondo pero tengo para ellos la muy mala noticia, sin que por ello sea un pesimista consumado, que a los venezolanos y a Venezuela todavía le falta mucho trecho para tocar fondo. Veo en muchos rostros una expresión de asombro e incredulidad y hasta un gesto de desprecio por decir semejante barbaridad. Sin embargo como evidencia bruta de que todavía nos falta mucho camino que recorrer para tocar fondo como muchos creen basta con echar una mirada al mundo que nos rodea, ese mar de naciones y nacionalidades que conforman el mundo. Un buen ejemplo de referencia para tazar que aún nos falta mucho es el pueblo de Cuba, de un país con algún futuro pasó a ser uno de los más miserables de América Latina en donde la ración de comida fue reducida por la revolución a unas 800 calorías diarias y posteriormente elevada a las 1.200 por las nefastas consecuencias de tan bestial dieta. Si aún esto no es suficiente porque es charlatanería imperialista volvamos la vista a los múltiples países aplastados por la antigua URSS como Ucrania y sus al rededores en donde la pauperización de la población no tiene precedentes o como la Zimbabue de Mugabe. Todos sin excepción nos muestran las consecuencias de un sistema que ha fracasado en todos los niveles convirtiendo las naciones en grupos humanos miserables sin futuro ni perspectivas en donde lo único seguro es la ideologización e idiotización de la población y quebrar su espíritu por medio de la política de la distribución de la miseria.

Sin embargo ante tales demoledores y descorazonadores argumentos no faltan los que dicen que el venezolano no se va a calar algo así. El solo pensarlo es una estupidez porque ya desde los inicios de esta maldita mal llamada revolución se viene diciendo lo mismo “que los venezolanos no se la van a calar” y sin embargo hoy nos las calamos, y nos las calamos haciendo colas kilométricas para conseguir un paquete de harina o una botella de aceite de cocina después de pasar al menos unas 10 horas recibiendo las inclemencias del clima; nadie pensó que esto iba a ocurrir, pero ha ocurrido y seguirá empeorando porque nosotros los venezolanos hemos demostrado que de bravo pueblo solo tenemos la creencia más no la actitud de tal. Mientras persista la opinión general de que el gobierno va a rectificar, que todo volverá a la normalidad y que más bajo de lo que hemos llegado es imposible seguiremos hundiéndonos inexorablemente a peores situaciones y pesadillas que ni remotamente podemos imaginarnos.

No hay expresión más derrotista y conformista que deja al descubierto ese espíritu combativo que no tenemos que la expresión de muchísimas personas que después de pasar un sin número de penurias salen de un mercado reflejando en el rostro la felicidad de haber conseguido un logro de vida por haber adquirido un paquete de harina y como si esto no fuera suficiente para mostrar más aún nuestra sumisión frente a un régimen que nos está marginalizando cada vez más expresan para disimular la cobardía “que menos mal que por lo menos se consigue algo”.

No entiendo porque no acepto que la mediocridad mental sea parte de nuestro acervo cultural, jamás pensé que hubiera tantos estúpidos en Venezuela y para mi queda demostrado por el apoyo que todavía a estas alturas del fracaso al menos la mitad o quizás la mayoría sigue pensando que este gobierno ha realizado algo bueno y que entes externos e internos no lo han dejado desarrollarse como lo desea. No quieren o no queremos ver por la ceguera que solo da la estupidez que este gobierno no tiene la menor intención de mejorar ni de hacer nada en pos del desarrollo humano, industrial y tecnológico de la nación, es un gobierno que estimula la ineptitud y la incapacidad, que quiere solo destruir el destartalado parque industrial, la mediocridad es el nuevo valor del nuevo hombre, este gobierno como todos los gobiernos de corte comunista (que creyendo seguir los postulados de Marx han mal interpretado por su poco nivel de entendimiento que la destrucción que habla Marx no es de la sociedad como tal y mucho menos el aparato productivo de un país) buscan una población que no levante la cabeza, que tenga quebrada la voluntad de superación, un ser que solo espera que le den patadas y aún así lo agradece, un grupo humano incapaz de tomar cualquier decisión a menos que alguien de “arriba” les indique por donde caminar, unos arrastrados de cuerpo y alma como folklóricamente se diría. Este gobierno predica y practica el tercermundismo, el subdesarrollo, la marginalidad espiritual y mental, se alimenta de lo más miserable del ser humano encontrando un caldo de cultivo en nuestra mediocridad cultural que es en fin lo que nos identifica como venezolanos. El éxito que han tenido los promotores del amasijo informe del llamado socialismo del siglo XXI se lo debemos en buena parte a nuestra viveza criolla considerada como uno de los pilares de nuestra cultura; porque por vivos somos como una veleta que se orienta según de donde vengan los vientos, ayer adecos, antes de ayer copeyanos hoy chavistas siempre buscando un acomodo individual sin importar las consecuencias ni considerar a nuestros vecinos ni compañeros.


Ya lograron quebrar la voluntad de la mayoría de los venezolanos creando un ejército de borregos que no se dan cuenta de que todo lo que está sucediendo en el País no es obra de la casualidad, ni cosas del destino, ni de las influencias de entes invisibles híper poderosos que mueven hilos etéreos para alterar la economía y al clima y mucho menos la mala suerte. Ya los borregos están condenados y los pocos que aún no pensamos como tercermundistas y creemos en la superación personal y colectiva como Nación nos toca hacer algo al respecto y no quedarnos con los brazos cruzados esperando que nos borregicen por que está arto demostrado que este tipo de sistema de corte socialistoide mezclado con comunismo nunca mejoran si no que empeoran llegando a la destrucción total de todo. Por esta razón es que les digo a mis coterráneos que aún nos falta mucho para tocar fondo pero sí tocaremos fondo si esperamos que otro nos venga a salvar o si solo nos limitamos a orar.

lunes, 18 de abril de 2016

LA ESTUPIDEZ SE VISTE DE ROJO.

LA ESTUPIDEZ SE VISTE DE ROJO.

El gobierno está demostrando su falta de plan de País, de Plan de la Patria o plan Socialista de la Nación como ellos burlonamente lo llaman con el nuevo anuncio de que el huso horario será nuevamente el que se optó en la cuarta república durante el gobierno del Dr Raúl Leoni.

La estupidez roja forzosamente ha reconocido sin anunciarlo que fue un bobada el cambio de huso horario en el año 2.007. Para aquella época alardeaban una serie de excusas rayando en el esoterismo que anunciaban una cantidad increíble de beneficios con el cambio del huso horario. Los defensores viscerales e irracionales afectos al régimen intentaron por todos los medios convencer a los venezolanos de su estupidez por medio de una burda y ridícula propaganda que incluso contenía comentarios tan vacíos como «Tomar dicha medida se ha hecho necesario para corregir un grave error cometido en 1964 por el gobierno de Raúl Leoni, quien autorizó el adelanto de los relojes en media hora, provocando un daño irreversible a todos los habitantes de Venezuela, por más de 40 años. Un beneficio ya explicado ampliamente por el Ministro del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (MPPCT) Héctor Navarro es el efecto de activación que ejerce sobre el metabolismo humano las primeras luces del día, lo cual es particularmente importante para los niños y niñas que viven en Venezuela, bla, bla».

Jamás hubo un estudio serio y formal sobre el tema quedando demostrado dramáticamente con el anuncio presidencial de que a partir del primero de mayo de este año entra en vigencia nuevamente el huso horario GMT -4 con la finalidad de «ahorrar energía eléctrica».

El cambio del 64 no fue a la ligera, se estudiaron las consecuencias y se tomó la decisión acertada; el huso (-4) abarca prácticamente a todo el País y Venezuela entraba a formar parte del convenio internacional en donde los países tendrían husos horarios con diferencias de horas enteras. Adicionalmente se lograba un ahorro de energía eléctrica en vista de que ya que se ganaba media hora de luz al cambiar del huso GMT-4:30 de 1912 al GMT -4.


Con esta acción del gobierno actual  Venezuela vuelve a encajar al menos en un punto a nivel internacional (recordemos que también nos retiramos del comité de la ISO). Con este “paso atrás” de la revolución que representa un avance los venezolanos debemos dejar la ceguera y definitivamente enrumbar al país a un mejor futuro descartando de lleno una ideología anacrónica que solo nos ha traído desorden, sufrimientos y penurias…...

domingo, 20 de marzo de 2016

SOBRE LA REFORMA EDUCATIVA.

SOBRE LA REFORMA EDUCATIVA.

Me estoy refiriendo al hombre que puede decir NO porque puede afirmar; que puede desobedecer precisamente porque puede obedecer a su conciencia y a los principios que ha elegido….  E. Fromm.

La educación es quizás uno de los temas más interesantes y complejos con los que se ha topado la humanidad. La educación es fascinante de por sí.  Es un tema tanto filosófico como de práctica que de alguna u otra manera ha preocupado a todos los habitantes de la tierra y en algún momento dado cada ser humano le ha tocado ejercer el rol de maestro, de profesor o de facilitador como actualmente quieren llamarlo, y es en estos instantes cuando el individúo que enseña vislumbra ante sí el drama de la enseñanza.

La educación es un arte, no una ciencia y como tal está sujeta a miles de transformaciones a lo largo del tiempo y de la historia, transformaciones locales que cualquier persona puede introducir para su bien o para su fracaso. De alguna manera todos somos exploradores en un campo bastante enmarañado y si se quiere virgen aún a pesar de los miles de años en que se viene desarrollando y de los avances logrados por las mentes más brillantes en el campo.

Educar no es sencillo porque entraña muchos conocimientos no solo del tema que se pretende enseñar sino también conocer las fortalezas y debilidades tanto del educador como del educando. De alguna forma se debe conocer la sicología del aprendizaje y la de enseñar, la manera de transmitir y recibir el conocimiento, proceso bastante deficiente aún en las mejores mentes educativas. ¿Cómo sería el mundo si las experiencias de los padres fuera adquiridas y comprendidas en su cabalidad por los hijos?; ¿no estaríamos en presencia de una humanidad más humana, menos envidiosa y más desarrollada socialmente de lo que es?.

Educar no es simple y el que pretenda enseñar debe en primer lugar gustarle la enseñanza como tal, que el acto de educar sea parte intrínseca de su personalidad, debe ser un estudioso asiduo del tema, un filósofo que se adentra en las profundidades de la enseñanza, innovando y evolucionando continuamente, explorando nuevos caminos y corrigiendo otros.

Educar es complejo debido a la interacción entre seres humanos con caracteres disimiles en la mayoría de los casos, mentes con prejuicios y maneras distintas de sentir al mundo.

Educar no es simple ni tampoco en realidad un tema de dominio público.

La educación siempre será un tema de interés grupal, del gentilicio, de los pueblos y de las naciones. La educación llevada a cabo por un grupo humano siempre busca de alguna manera más allá de lo que se quiera pensar, el mantener y sostener en el tiempo el sistema social en donde se desarrolla con todas sus creencias y supersticiones.

A ningún gobierno del mundo le interesa la educación libre y pura para la formación de personas críticas y auto suficiente con capacidad de pensar más no de obedecer. Ciudadanos así acabarían rápidamente con “los intereses nacionales” exageradamente valorados por los políticos de turno. Un pueblo instruido, libre pensador pone en peligro muchos intereses que la clase dominante no desea perder y por ello hacen tanto hincapié en fomentar la cultura del rebaño.

Los gobiernos más desarrollados y más flexibles en la educación, logran su cometido bajo la farsa de una educación libre y plural basada básicamente en la formación profesional y científica con una carga moral y social adecuada a sus propósitos, por esto los estudios liberales en realidad son vistos de reojo por el peligro que implican en sí.

Una persona instruida, crítica, acostumbrada a leer e informarse termina siendo un desadaptado en su medio debido a los cuestionamientos que se formula ante los acontecimientos que lo rodean y ante el comportamiento de sus conciudadanos. Una persona instruida termina finalmente con criterio propio y reflexivo que le permite ver el mundo por encima de las cabezas grises y opacas abriéndosele delante de sí un nuevo horizonte con un inmenso abanico de posibilidades y opciones. Por eso no es de extrañar que cada gobierno de turno quiera imponer sus normativas educativas para prevalecer en el tiempo y afianzarse en el poder.

Entonces, ¿por qué nos extrañamos tanto con intento del gobierno nacional por introducir sus ideas ¿anacrónicas? alterando el currículo escolar?, ¿Por qué tanta resistencia al cambio curricular?.

La respuesta que encuentro es simple; por lo torpe y burdo de sus procedimientos, por la urgencia y la falta de imaginación, de planificación en realizar la transición, por sesgar y alterar de forma obscena la realidad y la poca historia que tiene Venezuela que ya de por sí está distorsionada por el maquillaje que se le ha dado desde hace unos 200 años. Por los nuevos y lamentables libros para el cambio del currículo los cuales parecieran diseñados por personas totalmente ajenas a la pedagogía, fuera de contexto, de lugar, desconectada de la realidad actual del país, sin aparente claridad de criterios ni de objetivos de formación, con doble moral aunque en los mismos se repitan consignas hasta el cansancio para tener un mejor ciudadano.

Sin embargo, el novedoso Currículo Nacional Bolivariano, en su Diseño Curricular del Sistema Educativo Bolivariano, enumera los fines y principios del Sistema Educativo Bolivariano (SEB) entre los cuales destacan por su nobleza en cuanto a contenido:

  •      La formación de un ser humano integral social, solidario, crítico, creativo y autodidacta.
  •       El fomento de los Derechos Humanos y el ejercicio de la cultura de la paz.
  •       El desarrollo del pensamiento crítico y reflexivo, que permita el análisis de la realidad para       transformarla desde una nueva conciencia crítica.
  •       La formación y consolidación de actitudes y valores para la libertad, la independencia, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial y la convivencia; de manera que se asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia y a la igualdad social, sin discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona, tal como lo establece la Constitución Nacional.


Los hechos y el comportamiento de los que hoy conducen al país nos muestran con espanto y estupor que son la antítesis de todos los enunciados del Currículo Nacional Bolivariano; dejando entrever sus verdaderas intensiones de alienación con “la formación de un ser humano integral social, solidario, crítico, creativo y autodidacta”. Lo que se desea en realidad es un ciudadano dócil, complaciente, sin aspiraciones, mediocre y sin sentido de superación, una población borrega dispuesta a tragarse y aplaudir cualquier barrabasada del Estado, entendiéndose que el Estado es el Gobierno.

Ningún ciudadano y menos un padre o representante consciente, con visión Cosmopolitan, libre pensador, con visión de progreso y superación, con tendencia a la inevitable globalización y dispuesto a formar parte de lo que en una época se denominó “ciudadano del mundo” puede tolerar semejante salvajismo retrógrado educativo. Casi todos queremos de alguna manera un país y un mundo mejor sin el agobiante adoctrinamiento irracional al cual nos quieren someter y al que ya están sometidos los países más paupérrimos del planeta con tendencia a la supuesta felicidad del socialismo-comunismo, lugar de decantación de marginados y resentidos sociales.

No basta con la intención loable de una educación libre para cambiar, la realidad es más cruel y despiadada, la idiosincrasia del venezolano junto con la sobrevaloración de la “viveza criolla” hacen muy difícil los cambios requeridos en el país para el desarrollo en todos los ámbitos del mismo, por ello la intensión no es suficiente ni nunca lo ha sido, se requiere actuar, ejecutar las ideas progresistas y humanitarias necesarias para que el grupo humano se desarrolle, se tecnifique, que además trabaje en conjunto con una misma visión de futuro y finalmente evolucione a un mejor estatus de vida.

A los venezolanos que poseen criterio propio, reflexión y preocupación por un futuro mejor se les plantea una contradicción casi insalvable, pues siempre se dice que el futuro está en los niños, pero…… ¿quién educará a los niños?, ¿las mismas personas que no están debidamente formadas profesionalmente, ni preparadas, alienadas con ideologías retrógradas, de mente estrecha y con mentalidad tercermundista que en realidad no creen en la educación ni en la enseñanza como medios para la superación de un pueblo?, he aquí una tremenda paradoja.

Los cambios son posibles siempre y cuando la minoría que cambia a una nación no pierda ese estímulo que por alguna razón posee a modo de “don” que les permite avanzar, pensar y llevar a cabo empresas de largo aliento. Ejecutando o coordinando todas aquellas ideas que a la final representan un progreso no solo técnico sino cultural que desemboca en una mejor calidad de vida para todos. El mundo se ha desarrollado en los hombros de pocas personas (sabios, inventores, artistas y genios) y sin embargo, este desarrollo solo es posible cuando la mayoría de los integrantes de una nación logran deslastrarse y conectarse como colectivo para trabajar en la realización de esos adelantos y posteriormente mantenerlos en el tiempo.

No sientas envidia de la felicidad de los que viven en el paraíso de los necios, pues sólo un necio pensará que eso es la felicidad. B. Russell


jueves, 31 de diciembre de 2015

ECOMUSEO DEL CARONÍ.

ECOMUSEO DEL CARONÍ.
Una pequeña denuncia.

Antes del 2003 solía ser un frecuente visitante de los jardines del Ecomuseo del Caroní para disfrutar de un espacio agradable y compartir en familia. Solíamos ir casi todos los fines de semana para volar algunos papagayos o cometas de construcción casera. Realmente era agradable estar en esos jardines acariciados por una constante brisa y disfrutar del lugar, contemplar los centenares de papagayos de los demás visitantes y en más de una ocasión fuimos testigo de algún que otro concurso de cometas.

Muchas veces aprovechamos la estadía en los jardines de la represa para entrar al Ecomuseo y disfrutar de su fantástica arquitectura interna, de sus pequeñas exposiciones en sus múltiples salas, tomarnos algún cafecito en el cafetín y visitar la sala de máquinas en donde se podía ver que los generadores estaban operando estando normalmente uno o dos en mantenimiento. Internamente el Ecomuseo estaba impecable en cuanto a limpieza, iluminación y atención por parte de los encargados del mismo.

A partir de ese año 2003 el extraordinario ambiente se fue deteriorando de manera consistente justo con la toma de posesión de las nuevas directivas de la revolución. Poco a poco los jardines fueron perdiendo su esplendor, sus cuidadas zonas verdes fueron paulatinamente secándose por la falta de riego, la vigilancia se fue esfumando y muchos “nuevos” visitantes simplemente generaban desconfianza y angustia pues en sus miradas ya se podía percibir alguna mala intención como quedaría demostrado poco tiempo después.

La represa con sus fantásticos jardines y Ecomuseo fueron perdiendo su encanto a tal punto que dejé de ser un visitante. Había perdido un espacio más de esparcimiento gracias a una mal llevada y llamada revolución que después de 17 años de arduo y sistemático trabajo han llevado al país a la ruina total en todos los aspectos incluyendo el mayor de los daños posibles, la incisión y la implantación de antivalores morales y sociales en el gentilicio de venezolano.

En febrero del 2015 aprovechando la visita de unos familiares fuimos de paseo al Ecomuseo después de varios años sin acercarnos al lugar con la intención de impresionarlos frente tan esplendida obra de la ingeniería y arquitectura orgullo de Cuidad Guayana.

El desencanto fue horrible y el impacto desagradable desde el estacionamiento para los vehículos de los visitantes hasta el Ecomuseo dejaba en claro la incompetencia e incapacidad de la nueva administración. Los jardines totalmente marchitos y en abandono. Al llegar a la plaza los visitantes somos recibidos por una pequeña placa fuera de lugar incrustada en una roca que anuncia el cambio de nombre que sufrió la Represa, monumento que deja entre prever lo que a continuación se vería.

El decepción de la vista solo me permitió tomar 30 fotos que solo muestran una pequeñísima parte del abandono por la desidia de los encargados del lugar. Hasta lo insólito lo puede observar en el museo justo al lado de los grandes generadores, el baño de caballeros ¡SIN LUZ!.

De los 12 generadores, 2/3 estaban operativos y la exposiciones del museo realmente deprimente, una serie de muñecos mal elaborados llenaban uno de los salones en donde destacaban “el che”, Fidel y otras sabandijas supuestos héroes y líderes de los revolucionarios nacionales.

Las pocas imágenes son muestra irrefutable de que la denuncia no es parte de un acto de desestabilizador sino el grito agónico de alguien que quiere a Venezuela.


Iluminación en una de las escaleras.



Gamelote en los jardines.



Falta de riego y mantenimiento.


La muy descuidada fachada. Se puede observar las partes blancas producto del desprendimiento de los azulejos y las desvalijadas luminarias a la entrada de Ecomuseo.



Vitrinas de exposición, desidia revolucionaria……


La hermosa placa original de BRONCE con el nombre de la represa fue cambiada por esta ordinaria, improvisada y ridícula plancha de acrílico que deja al descubierto la calidad mental de los encargados de las instalaciones. Lo cómico o la tragedia de esta placa es que para el año 2.013 todavía estaba la original demostrando que durante casi 14 años los nuevos encargados jamás se pasearon por los jardines de la represa, desconociendo que la placa conmemorativa existía a un lado de la plaza. Para la fecha ya tenían muchos años conviviendo la nueva placa conmemorativa con el cambio de nombre y la placa original a unos 100 metros de distancia. Esta historia es elocuente si misma.


Aspecto de la placa original en el 2.013.

Esta última foto junto con la de la luminaria desvalijada las tomé del excelente artículo gráfico de denuncia sobre el abandono de tan hermoso lugar de Carlos Jesús Gómez cuyo enlace coloco a continuación. Carlos Jesús logró sobrevivir a la desesperanza y pudo tomar más fotografías pues mi estado de ánimo estaba al nivel del Ecomuseo………


Lamentablemente lo único que se puede palpar es la inoperancia de los oportunistas de turno que no tienen ningún tipo de conocimiento ni el más mínimo interés en lo social y en lo humano salvo el lucro particular.

Sin embargo así lo ven y descaradamente lo publican ellos en los medios impresos locales del Estado Bolívar:

El piso de la entrada principal que reluce como nuevo. Afuera, la grama está cortada perfectamente, la basura en sus bolsas, las fuentes de agua destellan con la luz del sol.
En una de las pizarras acrílicas del área administrativa del Ecomuseo, entre cargos y objetivos está remarcada una frase, “Visión: Mejor Museo Latinoamericano”.


No hay peor ciego que el que no quiere ver.