martes, 1 de enero de 2013

ORIENTACIÓN DEL RELOJ DE SOL DE CARACAS.


ORIENTACIÓN DEL RELOJ DE SOL DE CARACAS.

¿Está correctamente orientado el reloj de Sol ubicado en la plaza de San Jacinto?

Nos caracterizamos por ser un pueblo sin memoria del tiempo y para ello basta con realizar un inventario de los relojes de Sol que existen en el país.

Lamentablemente no hay aún una compilación de estos monumentos al Sol en nuestra Patria, a tal punto que es norma nacional el desconocimiento de por lo menos de los 3 relojes Solares más célebres del País. El reloj de Sol Ecuatorial de la Ciudad de Caracas, el reloj de Sol también Ecuatorial (muy parecido al de Caracas) de Nueva Esparta y el reloj solar más grande del país de cuadrante Horizontal ubicado en los jardines de la represa Raúl Leoni (Guri.) hoy denominada Simón Bolívar.

Desde el año 2.008 y por iniciativa de una venezolana, Nancy Gómez Aguilera, se intenta formar un grupo organizador para crear la asociación gnómica de Venezuela, cuyos tímidos pasos iniciales están el la red social FACEBOOK , lamentablemente nuestra idiosincrasia nos impide formar asociaciones, grupos o clubes más allá que las del juego y la diversión impidiendo que la Asociación Gnomónica de Venezuela tome alguna forma definida de manera que la misma no ha trascendido arrojando más bien resultados decepcionantes en el transcurrir del tiempo. Es una lástima que la estupenda iniciativa de Nancy no haya cristalizado aún.

Con la intención inicial de llamar un poco la atención de la incipiente Organización de Gnomónica en esta entrada escribiré un poco sobre le reloj de Sol de cuadrante ecuatorial que está instalado en la plaza de “El Venezolano” mejor conocida como la plaza de “San Jacinto”.


FOTO 1

A mediados de la década del 70 participé en varias reuniones y charlas sobre astronomía en el auditorio de la Fundación de Ciencias Naturales de la Fundación La Salle dictadas por el insigne Pedro Bargalló Cervelló, sabio de origen Catalán exiliado por la guerra civil española, fue pintor, astrónomo, periodista, escritor, conferencista y primer director-fundador del Planetario Humboldt donde se encargó durante mucho tiempo de dictar cursos de divulgación científica aportando gran valor agregado a la vulgarización de la astronomía y las ciencias en el País.

Fue en una de esas charlas donde el profesor Bargalló toco el tema relacionado con los relojes de Sol, dando una explicación del funcionamiento de los mismos además de dar las pautas necesarias para la fabricación de un reloj de Cuadrante Ecuatorial, fue mi primera experiencia con estos instrumentos indicadores del tiempo llevando con orgullo a la siguiente reunión mi pequeña realización, maqueta que utilizó el célebre expositor para indicar los errores de fabricación y repasar la teoría sobre el funcionamiento de este tipo de relojes.

En esas charlas fue cuando me enteré de la existencia de un reloj Solar de cuadrante Ecuatorial instalado cerca de la Plaza Bolívar construido en mármol por indicaciones del sabio alemán Alejandro de Humboldt e inaugurado en el año de 1.803 en lo que sería más tarde la plaza de San Jacinto. Posteriormente el reloj de Sol fue movido a la esquina del antiguo mercado de San Jacinto en 1866 y vuelto a colocar en el medio de la plaza a finales de la década de 1960.

Durante una de las reuniones nuestro expositor habló sobre este reloj un buen rato informándonos que cuando el mismo fue reubicado en el centro de la plaza de San Jacinto (El Venezolano) quedo mal orientado, quizás por que el instalador no tenía los conocimientos necesarios requeridos para la orientación del instrumento. De acuerdo al profesor Bargalló, el reloj no indica la hora solar real. Tiempo después tuve la oportunidad de ver por breve momento al mencionado reloj de Caracas más no su funcionamiento.

Treinta y nueve años más tarde viene a mi memoria aquel recuerdo ahora que he desarrollado varias maquetas de diferentes modelos de relojes solares y que he venido exponiendo en este Blog.

Treinta y nueve años después está a mi alcance verificar el problema de orientación del Reloj de Sol de Caracas, por un lado por los conocimientos adquiridos durante la elaboración de mis maquetas solares y por el otro por la tecnología disponible actualmente.

La tecnología ha avanzado de manera sorprendente desde aquellos años hasta hoy en día, disponiéndose en las manos del público en general información y recursos sólo disponibles en los centros de investigación científicos de vanguardia, información y tecnologías impensables 40 años atrás. Algunas de estas tremendas y maravillosas herramientas son el computador personal, el Internet y ahora el Google Earth.

Aprovechando estos recursos tecnológicos ahora populares podemos determinar la latitud y la longitud en donde está colocado el reloj de Sol o determinar las coordenadas geográficas de nuestra residencia o de cualquier cosa sobre la superficie de la Tierra, actividad que sólo se podía realizar por medio del uso del sextante con procedimientos e instrumento prácticamente inaccesibles al público en general.

Las coordenadas geográficas donde está ubicado el reloj de Sol de Caracas de acuerdo al Google Earth son:

Latitud norte: N 10º:30’:18’’
Longitud: W 66º:54’:46’’.

Evidentemente estos son valores aproximados pero lo suficientemente precisos para el estudio a realizar.

Para la fecha de la comprobación del funcionamiento del reloj de Sol, la corrección de la hora por la Ecuación del Tiempo era de 5’:03’’ y la corrección de la hora por la diferencia horaria entre el meridiano UT W 67,5º correspondiente al Huso horario de -4:30 es de 2’:21”.

Para determinar si el reloj de Sol está mal orientado se verificará la hora justo al mediodía solar, ya que para este momento la sombra del gnomón debe estar totalmente vertical por estar el Sol justo con el meridiano del lugar. Aunque cualquier hora nos permite comprobar la orientación del reloj Solar, la verificación al mediodía solar es mas sencilla y visual que a cualquier otra hora, por otro lado si el ángulo de inclinación del cuadrante solar no se corresponde con la latitud del lugar, al mediodía ese error adicional que se presentaría en la indicación de la hora no se ve reflejado en el resultado, ya que estando el Sol en la meridiana y el cuadrante perpendicular a la misma, la sombra del estilo siempre será la vertical indicando las 12 del mediodía.

La fotografía 1 nos muestra la hora indicada por el reloj de Sol justo al mediodía solar del 14 de diciembre del 2.012, mediodía solar que ocurría a las 11:52 AM de la hora legal, la sombra de estilo se proyecta en la cara sur del cuadrante ecuatorial ya que para esta época del año el Sol se encuentra con declinación negativa, es decir al Sur del Ecuador celeste.


FOTO 2

El resultado es sorprendente, la sombra de gnomon ¡no está vertical! y confirma de manera rotunda lo que el Profesor Pedro Bargalló manifestó en aquellas charlas a mediados de la década de 1.970. El reloj de Sol de la Plaza El Venezolano está mal orientado de manera que posee una rotación sobre la vertical con un ángulo declínate en sentido contrario a las agujas del reloj mecánico.

La fotografía siguiente (foto 3) muestra la imagen del reloj con ciertos ajustes digitales para mejorar el contraste entre la superficie del cuadrante solar y las horas talladas en la piedra.


FOTO 3

Se puede ver claramente que la hora indicada está más allá del mediodía y remarqué con dos rayitas rojas las 12 (mediodía) y la 1 de la tarde. ¡El reloj de Sol está adelantado unos 45 minutos al mediodía! Como puede apreciarse con más claridad en el detalle siguiente.


FOTO 4

El adelanto de la hora Solar con respecto a la hora Legal es de unos 53 minutos, casi una hora.

Este adelanto de 45 minutos con respecto al mediodía representa para la sombra indicadora un ángulo a partir del origen del gnomon de unos 11,25 minutos de arco con respecto a la vertical.

Para determinar el ángulo declinante que posee el reloj a partir de la hora indicada por el mismo al mediodía Solar nos apoyaremos en las figuras siguientes.


FIGURA 1

Estando desviado el gnomon en un ángulo “C” con respecto a la meridional, los rayos solares paralelos a la misma (durante el mediodía solar) proyectan la sombra de la punta del gnomon con longitud física “AG” desplazada en un valor “x” con respecto al origen del gnomon. El valor de “x” podemos determinarlo de acuerdo a la fórmula trigonométrica siguiente:

x = AG x Tg(C)

La figura 2 nos muestra el cuadrante solar visto perpendicularmente.


FIGURA 2

De esta figura podemos determinar la longitud de la sombra “LS” del gnomon a partir del ángulo horario “H” leído al mediodía Solar y del desplazamiento “x”. La longitud “x” se calcula por medio de la formula trigonométrica siguiente:

x = LS x  Sen(H)


FIGURA 3

Con la figura 3 podemos deducir la longitud de la sombra “LS” del gnomon a partir de la altura del Sol para el momento de la medición y la longitud del gnomon “AG”, la fórmula trigonométrica es la siguiente:

AG = LS x Tg(B)

Dela figura 3 el ángulo “B” queda determinado por:

B = (90+l-a)

Donde “l” es la latitud y “a” la altura del Sol. Igualando las dos primeras fórmulas tenemos:

LS x Sen(H) = AG x Tg(C)

Sustituyendo “AG” en está última igualdad:

LS x Sen(H) = LS x Tg(B) x Tg(C)

De esta última expresión tenemos:

Tg(C) = Sen(H)/Tg(90+l-a)

Con esta expresión tenemos la relación matemática entre el ángulo de declinación del reloj “C” en función del ángulo horario “H” leído justo al mediodía Solar, de la latitud “l” del lugar y de la altura “a” del Sol al mediodía Solar.

Para el 14 de diciembre al mediodía solar, la altura del Sol era de 54º:55’.

Los valores para las letras de la última ecuación son:

H = 11,25º (pasando los 45 minutos de tiempo a ángulo)
l = 10º:30’
a = 54º:55’

Resolviendo se obtiene el ángulo declinante “C” de 10º:49’.

Ya mencione que la declinación es hacia el oeste, curiosamente el mismo sentido que posee la declinación magnética en Caracas.

El sentido de la desviación del reloj de Sol me hace pensar que el error de orientación debe estar asociado de alguna manera con la brújula. Es probable que a la hora de colocar el reloj en el centro de la plaza, el albañil o la persona encargada utilizara una brújula para su orientación.

Para el año de 1.960 según el MOP (antiguo Ministerio de Obras Públicas) la declinación magnética para Caracas era de 4º:44’ que a grandes rasgos es la mitad de la desviación calculada para el reloj de la plaza. El punto lo salvo pensando que el encargado tenía la instrucción de girar al reloj de Sol con respecto a la brújula en esos casi 5º, pero lo realizó en el sentido equivocado de manera que el reloj de Sol quedó desviado con respecto al Norte geográfico en casi 10º.

Aunque es una especulación de mi parte, es al menos una explicación razonable al problema de la orientación del reloj de Sol de la Plaza El Venezolano, ya que es poco probable que en esa época cuando el ministerio de obras era muy competente el error cometido haya sido por desconocimiento, colocando el reloj de Sol por intuición.

Observando con atención las fotografías podemos apreciar claramente que el intento de restauración o de mantenimiento posiblemente realizado por Fundapatrimonio (Fundación para la Protección y Defensa del Patrimonio Cultural de Caracas) es muy pobre, el recalcado de las letras que están a bajo relieve fue realizado a brocha fina pero con mal pulso, la superficie de mármol no puede apreciarse debido a las gruesas capas de pintura blanca (¡mármol pintado!) que se han colocado a brocha gorda a lo largo de los años sobre el cuadrante ecuatorial, estas mismas capas de pinturas impiden ver parte de los números que acusan las horas al igual que el diseño artístico de las líneas indicadoras de las horas como puede apreciarse en la foto número 1 y la número 5.


FOTO 5

Los trabajos de mantenimiento, resguardo o restauración deben ser realizados por personas competentes en el tema, de manera que el trabajo final de recuperación no afecte en nada o en casi nada la obra o pieza a la cual se le está realizando los trabajos de mantenimiento. Muchas veces un intento de recuperación termina por arruinar al elemento que se desea salvar para la las generaciones venideras. En este punto Fundapatrimonio o el ente encargado de este patrimonio cultural debe ser mucho más exigente, pues no sólo basta con la intención.

La fotografía número 6 está alterada digitalmente para permitirnos visualizar el bosquejo de lo que fue en su momento el diseño artístico del cuadrante Solar, pudiéndose deducir que la demarcación de las horas además de indicar las medias horas, indican los cuartos de hora.


FOTO 6

El arte del trazado de las líneas horarias sobre el cuadrante prácticamente no se pueden apreciar, el contorno de las líneas quedan circunscritas a lo que sería medio hexágono, delimitando sus diagonales por las líneas que definen las 6 de la mañana y las 6 de la tarde, las otras dos diagonales indican las 10 de la mañana y las 2 de la tarde como lo muestra la fotografía siguiente, sobre la cual recalqué y completé algunas de las líneas para mostrar parte del diseño original del cuadrante el cual debería ser restaurado adecuadamente.


FOTO 7

Lamentablemente el diseño original no puede ser apreciado por los transeúntes cuando voltean su mirada con o por curiosidad al Reloj de Sol de Caracas.


FOTO 8

La plaza forma parte de la denominada “Cuadra de Bolívar” en donde están ubicados la casa natal del Libertador y el museo Bolivariano, cuadra que han intentado mantenerla al estilo colonial a lo largo de los años.

Sin embargo, al observar a los alrededores de la plaza podemos observar una estructura metálica recientemente instalada por el Gobierno Nacional prácticamente al lado del reloj de Sol, estructura sin arte ni ingeniería que desentona por completo y rompe el encanto de la plaza y la cuadra.


FOTO 9

En principio se trata de un “obelisco” con un significado simbólico sólo en la mente de su creador mostrando además una tremenda falta de imaginación. Desde el punto de vista de ingeniería tampoco posee algún mérito pues se trata de una estructura muy simple formada por una consecución de tubos soldados y atornillados probablemente hechos a partir de láminas de acero.


FOTO 10

Su mérito, ser más alta (2,7 metros) que el obelisco de la Plaza Francia de Altamira o mejor conocida como Plaza Altamira, diseñada por el urbanista venezolano Luis Roche a comienzo de la década de 1940. La plaza Altamira es uno de los escasos espacios públicos que conmemoran a un personaje venezolano civil hacedor de patria en vez de a un político o a un militar; la escasez de monumentos que celebren a nuestros grandes y desconocidos personajes es producto de la arrogancia de nuestros gobernantes civiles y militares cuya envidia y resentimiento no les permite reconocer a otros venezolanos que han dado más por el País que ellos mismos.

Como nota agradable, dentro del museo Bolivariano en uno de sus corredores centrales esta expuesto al público un interesante reloj solar también de cuadrante Ecuatorial tallado sobre un bloque rectangular de granito de aproximadamente de un metro de alto por medio metro de ancho y unos diez centímetros de espesor. Se trata de una hermosa pieza probablemente colonial y es una lástima que no se posea alguna datación del mismo ni mayores reseñas ya que aunque está expuesta no posee ninguna placa informativa sobre el origen y fecha de este tremendo reloj de Sol.


FOTO 11

Las imágenes siguientes muestran un par de detalles de esta obra en piedra.


FOTO 12

FOTO 13

Los venezolanos debemos mejorar nuestra actitud hacia las obras, monumentos y demás objetos culturales nacionales ayudando de una u otra forma a los museos y entes encargados de la preservación de nuestra herencia cultural a demás de tomarnos más en serio la difusión y conservación de tales monumentos. No es suficiente con la intención tenemos que ser más exigentes y aportar nuestro grano de arena para tener una mejor nación.

Como mencioné al inicio de la publicación, la idea era llamar la atención de la naciente Sociedad Gnomónica de Venezuela, también comenté que lamentablemente no ha dado ningún resultado positivo, de hecho, cuando me inscribí en la misma habían unas 30 personas inscritas y a la vuelta de un año solo quedan dos personas.

Ojalá ocurra “un milagro” y se consolide una Sociedad Gnomónica de Venezuela y sea el motor para la recuperación total de reloj de Sol de la plaza de San Jacinto, dejando al descubierto la superficie de mármol y su diseño artístico original, además de orientarlo correctamente para que los venezolanos disfrutemos de esta pieza histórica junto con una pequeña placa que cuente un poco su historia y su funcionamiento.


DÉCADA DE LOS 40


1 comentario:

  1. Excelente!!!
    Desde nuestra humilde condición de historiador, estamos luchando por reivindicar el procerato civil.

    Un abrazo y feliz año!!

    Carlos Balladares

    ResponderEliminar